lunes, enero 24, 2005

¿Sabías que...? La historia de DSS-62

El periodo de 1974 a 1978 estuvo marcado por los requisitos de la misión Viking a Marte. Obviamente, hubo otras muchas misiones durante este periodo que demandaban la atención de DSN. Mariner 10, por ejemplo, tuvo multiples encuentros con Venus y Mercurio. Los Pioneer 6-9 estuvieron observando fenómenos de campos y partículas cargadas desde órbitas solares interiores y exteriores a la de la Tierra. Pioneer 10 y 11 hicieron los primeros encuentros con Júpiter. También durante esta época, dos sondas alemanas denominadas Helios, las primeras sondas no pertenecientes a NASA y seguidas con DSN, fueron lanzadas y describieron órbitas heliocéntricas. Al final de esta era, otras dos sondas volverían a Venus: el Pioneer Venus Orbiter y el Pioneer Multiprobe.

DSN llegó a la era Viking con dos subredes de antenas de 26 metros y otra subred de antenas de 64 metros (DSS-61, DSS-62 y DSS-63, en España). Todas las antenas podían recibir y transmitir en banda S. El control de las operaciones y el proceso de la señal de DSS-61/DSS-63 se llevaba a cabo desde un único centro de control en MDSCC.
La antena DSS-62 se construyo en Cebreros (a 24 km. de Robledo) y estuvo terminada en enero de 1967. En 1983 NASA decidió dejar de utilizar esta estación. En la actualidad la ESA (Agencia Espacial Europea) está construyendo allí una antena de espacio profundo.

¿Sabías que...? Uso educativo de la Antena DSS-61

La primera antena que se construyó en MDSCC fue la DSS-61. Las obras comenzaron en agosto de 1963. Originalmente era de 26 metros y montura ecuatorial con transmisores y receptores de banda S. DSS-61 estuvo lista para participar en el encuentro del Mariner IV con Marte en Julio de 1965. Los programas en los que participó en esta época fueron: Mariner, Pioneer, Surveyor y Lunar Orbiter.

Entre 1967 y 1972, durante la época de las misiones Apolo, DSS-61 se equipó con lo necesario para actuar como reserva de la estación de 26 metros perteneciente a la red de vuelos espaciales tripulados (situada en Fresnedillas, a pocos kilómetros de Robledo).
En 1975 se empezó a considerar la ampliación a 34 metros de algunas antenas de 26 metros de la red (entre ellas DSS-62, que estaba en Cebreros, a 24 km. de MDSCC) y la introducción de receptores de banda X. Al final se decidió realizar dicha modificación a DSS-61 en vez de a DSS-62.
En 1999, NASA decidió dejar de utilizar la antena DSS-61dicha y fue cedida para fines educativos [Más información]

viernes, enero 21, 2005

Titán: Nuevas revelaciones tras una semana de estudio

Las primeras imágenes de Titán recogidas la semana pasada por la sonda Huygens revelaron aparentes drenajes y una fuerte presencia de metano en la atmósfera. Tras una semana de estudio, los científicos de la ESA y la NASA han explicado que sobre la luna de Saturno cae una lluvia de metano, que ha modelado su paisaje con canales y lagos, al igual que en la Tierra [Sigue]

miércoles, enero 19, 2005

Huygens: Se conoce con mayor precisión el lugar del aterrizaje

Mientras la sonda Huygens descansa congelada a –180 grados en la superficie de Titán, los científicos siguen trabajando para conocer con más precisión el lugar de aterrizaje (muy probablemente, dentro del círculo blanco de la imagen). Hay suficiente información como para mantenerlos ocupados durante meses o incluso años. Una de las investigaciones trata de describir y recrear la trayectoria que siguió la sonda cuando descendía en paracaídas sobre la superficie de Titán. Los resultados permitirán determinar con precisión dónde aterrizó la sonda. Además la descripción de la trayectoria de entrada en la atmósfera de un cuerpo del Sistema Solar son datos de gran valor para futuras misiones.


Tras desplegarse el paracaídas principal en la alta atmósfera, la sonda redujo su velocidad a un poquito más de 180km/h. En la baja atmósfera, la sonda desaceleró hasta unos 20km/h. El camino tuvo más baches que los que se esperaba. La sonda se balanceó más de lo previsto en la alta atmósfera. Durante su descenso a través de la capa de neblina alta, se inclinó por lo menos de 10 a 20 grados. Por debajo de dicha capa la sonda se mantuvo más estable, inclinándose menos de 3 grados. Aún se está investigando la causa, aunque se sospecha que hubo un cambio de dirección del viento a unos 25 km. de altitud.
“Las turbulencias” no fueron la única sorpresa del descenso. Los científicos creían que la sonda saldría de la niebla a una altitud entre 50 y 70 km, pero de hecho, esto ocurrió a tan sólo 30 km. de la superficie.
Cuando la sonda aterrizó no hubo un ningún golpe seco, ni ningún chapoteo. Fue más bien un “plaf”, ya que al parecer aterrizó sobre barro. Fue una gran sorpresa que sobreviviese al aterrizaje y que durase tanto tiempo después. El paracaídas desapareció de la vista en el aterrizaje, así que probablemente la sonda no está mirando al Este, ya que en ese caso el paracaídas se vería. Cuando se diseñó la misión se decidió que hubiese un faro de aterrizaje que se encendiese al llegar a 700 metros de la superficie y que durase por lo menos 15 minutos después del aterrizaje. Este faro funcionó perfectamente y además estuvo encendido más de una hora, cuando Cassini desapareció por el horizonte de Titán para seguir su exploración del sistema de Saturno.

Deep Impact fotografiado



Esta fotografía fue tomada el día 13 de Enero por el telescopio de 508 cm. en el Observatorio Monte Palomar, California, Estados Unidos. La larga línea que se ve que cruzar la constelación de Virgo es el Deep Impact de camino al cometa Tempel 1. Para tomar esta imagen se utilizó un tiempo de exposición de 10 minutos. En el momento de tomar la imagen el Deep Impact estaba a unos 260,000 km. de la Tierra y viajando a unos 16,000 km/h.

martes, enero 18, 2005

Huygens desciende sobre Titán

jueves, enero 13, 2005

Un año en Marte

El día 4 de Enero el Spirit cumplió su primer año en Marte. El Opportunity celebrará su cumpleaños el 24 de Enero.
El mayor descubrimiento científico: Marte tuvo en el pasado agua líquida y un entorno en el que pudo haber existido vida.
Los actuales Rovers han aprovechado la experiencia y tecnología del Pathfinder, que aterrizó en Arres Vallis, Marte, en Julio de 1997. Los datos enviados por es Mars Global Surveyor y el Mars Odyssey, ambos actualmente orbitando Marte, jugó un papel crucial en la selección del lugar de aterrizaje de los Rovers. Y 40 años de misiones a Marte han contribuido a enriquecer el conocimiento de este vecino planetario de la Tierra.
En los próximos años NASA enviará sondas y rovers incluso más sofisticados. Los descubrimientos del Spirit y del Opportunity ayudaran a los científicos e ingenieros a entender mejor otras áreas del planeta que se estudiaran en las próximas misiones.

Deep Impact. El viaje hacia el cometa Tempel 1 ha comenzado


El Deep Impact se encuentra ya camino del cometa Tempel 1.
Los datos recibidos indican que la sonda se ha orientado, ha desplegado sus paneles solares y está recibiendo energía. De momento está configurada en el modo de seguridad y esperando comandos de la Tierra.

El Deep Impact consta de dos partes, una nave de vuelo y una pequeña sonda que se liberará en el camino del cometa y que colisionará con él el día 4 de Julio. El cráter producido se espera que sea del tamaño de un estadio de fútbol. La colisión provocará que las partículas de hielo y polvo de la superficie salgan disparadas, dejando al descubierto el material interior.

La nave que sobrevolará el cometa observará los efectos de la colisión. También los observatorios espaciales Hubble, Spitzer y Chandra y otros telescopios terrestres estarán observándolo en ese momento.

Los cometas son cápsulas del tiempo que contienen pistas de la formación y evolución del Sistema Solar. Están formados por hielo, gas y polvo, materiales primitivos de las regiones más frías y distantes del Sistema Solar que se formaron 4500 millones de años atrás.