jueves, enero 13, 2005

Deep Impact. El viaje hacia el cometa Tempel 1 ha comenzado


El Deep Impact se encuentra ya camino del cometa Tempel 1.
Los datos recibidos indican que la sonda se ha orientado, ha desplegado sus paneles solares y está recibiendo energía. De momento está configurada en el modo de seguridad y esperando comandos de la Tierra.

El Deep Impact consta de dos partes, una nave de vuelo y una pequeña sonda que se liberará en el camino del cometa y que colisionará con él el día 4 de Julio. El cráter producido se espera que sea del tamaño de un estadio de fútbol. La colisión provocará que las partículas de hielo y polvo de la superficie salgan disparadas, dejando al descubierto el material interior.

La nave que sobrevolará el cometa observará los efectos de la colisión. También los observatorios espaciales Hubble, Spitzer y Chandra y otros telescopios terrestres estarán observándolo en ese momento.

Los cometas son cápsulas del tiempo que contienen pistas de la formación y evolución del Sistema Solar. Están formados por hielo, gas y polvo, materiales primitivos de las regiones más frías y distantes del Sistema Solar que se formaron 4500 millones de años atrás.